Enciclopedia.com.es

Stjepan Radić

Nacimiento1871-06-11
Fallecimiento1928-08-08
político croata

Stjepan Radić (-), político croata, fundador del Partido Campesino Croata (HSS, Hrvatska Seljačka stranka) en 1904. Radić logró reunir al campesinado de Croacia en una fuerza política viable. A lo largo de toda su carrera, se opuso a la unión centralista del nuevo Reino de los Serbios, Croatas y Eslovenos y, más tarde, a la hegemonía serbia en Yugoslavia, convirtiéndose en una importante figura política en ese país.

Político errático en sus tácticas, pasó de la devoción a los Habsburgo a abogar por un Estado republicano, aliarse con los soviéticos, aceptar la monarquía para Yugoslavia y acabar teniendo una excelente relación personal con el rey Alejandro I de Yugoslavia. Mantuvo, a pesar de todos sus cambios políticos, el respaldo abrumador del electorado croata, mayoritariamente campesino.

Nacido en una familia campesina pobre de Croacia-Eslavonia, tuvo dificultades económicas para completar su formación que, ante sus continuos choques políticos con las autoridades austrohúngaras, le llevaron a estudiar en Zagreb, Praga y París, donde acabó licenciándose en ciencias políticas. Pronto activo en la política regional, fue el miembro más destacado de la nueva generación de políticos croatas de la llamada «Juventud Progresista». Al discrepar de esta y de los antiguos partidos de la región sobre la importancia del campesinado o sobre la conveniencia de una unión política con Serbia y Montenegro, fundó su propio partido,el Partido Campesino Croata, junto con uno de sus hermanos en 1904.

El nuevo partido abogó por reformas políticas, sociales y económicas que concediesen poder al campesinado, reconciliasen a serbios y croatas en la región y porque se formase una nueva unidad croata en el Imperio austrohúngaro, que deseaba federal. De escasa importancia hasta el final de la guerra mundial por el restrictivo derecho al voto en la región, fue, sin embargo, el único partido con presencia notable en el campo donde vivía la abrumadora mayoría de la población.

Durante y después de la guerra se opuso a la unión con Serbia y Montenegro y prefirió la proclamación de una república en los territorios que consideraba croatas del desaparecido Imperio; a lo sumo, llegó a aceptar una confederación. Su oposición al nuevo Estado yugoslavo se mantuvo hasta 1924 y le llevó a no enviar a sus diputados a las discusiones de la nueva Constitución, que resultó centralista, ni al Parlamento nacional. Sus intentos de internacionalizar el conflicto fracasaron y, a pesar del creciente respaldo electoral, permaneció fuera del Gobierno y alejado del poder. En 1925 finalmente abandonó la defensa de la república, aceptó la unidad del Estado y la monarquía y formó un Gobierno de coalición con su principal adversario, el Radical serbio Nikola Pašić. Descontento con las escasas reformas del Gobierno, acabó volviendo a la oposición.

Se alió entonces con su antiguo rival, el serbocroata Svetozar Pribićević, que había abandonado su anterior ultracentralismo y juntos condujeron una durísima campaña de acoso al Gobierno que crispó la política parlamentaria. En una de las turbulentas sesiones fue herido por el diputado gubernamental montenegrino Puniša Račić, y acabó falleciendo semanas más tarde. Unificador de la nación croata y opuesto a la nación yugoslava, su muerte acentuó intensamente la crisis política y llevó pocos meses después a la implantación de una dictadura real que acabó con el período de Gobierno constitucional en el país.

En otros sitios

<< Volver a la portada