Enciclopedia.com.es

Ellen G. White

Nacimiento1827-11-26
Fallecimiento1915-07-16
Prolífica autora norteamericana y líder fundadora de la Iglesia Adventista del Séptimo Día.

Ellen Gould Harmon de White, conocida también como Elena G. de White (26 de noviembre de 1827 - 16 de julio de 1915), fue una autora adventista estadounidense, cuyo liderazgo llevó al establecimiento de la Iglesia Adventista del Séptimo Día. Además de líder eclesiástica, es considerada por los adventistas profetisa para los tiempos modernos.

Ellen G. White fue una figura controvertida en su tiempo, y aún genera muchas discusiones, especialmente entre los otros grupos cristianos, así como de los no religiosos. Afirmó haber recibido visiones después de no cumplirse el segundo regreso de Jesús, fijado para el 22 de octubre de 1844, señalado por William Miller, de quien ella era seguidora. Las visiones de la señora White dieron base para que el movimiento adventista considerara que en ella se manifestó el «don de profecía», lo cual dotó a sus escritos de gran importancia para los creyentes de esta denominación. Los adventistas creen que experimentó cerca de 2.000 visiones.

Ellen G. White promovió el vegetarianismo, así como la evangelización y difusión del adventismo en diferentes lugares del mundo. Durante su vida escribió más de 5.000 artículos de periódicos y 40 libros; actualmente, incluyendo las compilaciones de sus 100.000 páginas de manuscritos, se han publicado cerca de 100 libros, los cuales han sido traducidos a los principales idiomas del mundo. Algunos de los más populares son: El camino a Cristo, El deseado de todas las gentes, El conflicto de los siglos.

Ellen White, además, estableció en sus libros mucha información acerca de la salud en los que los adventistas denominan «reforma pro salud». Dicha «reforma» estableció los principios básicos de los adventistas con respecto a la salud y el cuidado del cuerpo, como lo es la abstinencia de sustancias como el alcohol, el café y el , entre otras cosas.

Ella dice " abrir el corazón a Dios como si fuese nuestro fiel amigo ".

En otros sitios

<< Volver a la portada